domingo, 22 de febrero de 2015

Reseña histórica de las parroquias, iglesias y ermitas de Benavente - Santa María de Ventosa

Talla de Santa María de Ventosa existente en la iglesia de Santa María del Azogue
Iglesia / advocación: Santa María de Ventosa.
Otras denominaciones: "Sancta Maria de Ventosa".
Categoría: Parroquia.
Localización: Extramuros, junto al río y el puente de piedra.
Patronato / presentación: Derecho de presentación de los feligreses.
Fundación: Fundada probablemente antes de la repoblación de la villa por Fernando II.
Primera mención documental: 1178.
Desaparición: Derribada hacia 1447.
Cofradías y capellanías: Sin datos.

La iglesia y parroquia de Santa María de Ventosa se encontraba extramuros, próxima al río y al puente medieval del que aún se conserva uno de sus arcos. No obstante, resulta problemático fijar el lugar exacto de su emplazamiento, pues las informaciones disponibles no son coincidentes.
Ledo del Pozo la sitúa "en las afueras de la villa, junto al río, cuyo sitio aún lleva su nombre; después del cerco que puso Láncaster a la villa se pasaron a Santa María la Mayor las imágenes". Otros autores llevan el templo más lejos, hacia la zona de la actual fábrica de harinas de la Ventosa. Sobre esta cuestión precisa José Muñoz Miñambres que "según datos del archivo de santa María la Mayor de esta ciudad sabemos que sobre el mismo puente descansaban los muros de la derruida iglesia de Santa María de la Ventosa". Sánchez Lago habla incluso de una iglesia de "estilo plateresco", sin aportar ningún testimonio sobre ello. Su ubicación estaría cerca del río y próxima a la calle de su nombre, añadiendo que el atrio y los portalillos estaban montados sobre un puentecillo existente "cerca de la fábrica de harinas de los señores Herrero, donde terminaba la calle en el año 1035 (sic)".
Es la iglesia más antigua documentada en Benavente. Sus orígenes son probablemente anteriores a la propia repoblación de la villa, pues Ventosa fue el nombre de un lugar poblado desde antiguo que acabó siendo incorporado a Benavente como una parroquia o colación más dentro de su organización administrativa y eclesiástica.
La primera mención documental procede del año 1178 cuando en una bula de Alejandro III en la que confirma todos los privilegios y propiedades de la Iglesia compostelana, se incluye: “Et in Benevento ecclesiam Sancte Marie de Ventosa et villas quas habetis in episcopatu ovetensi, in Asturiis”. Estos derechos y prerrogativas fueron confirmados de nuevo en 1199 por Inocencio III.
Desde el punto de vista de la jurisdicción eclesiástica la isla de Ventosa, y todo el territorio situado al otro lado del río, pertenecían a la diócesis de Astorga. En cambio la villa de Benavente en su conjunto estaba enclavada en los dominios de Oviedo.
La iglesia era el centro de una parroquia o colación de la villa que parece gozar de cierto dinamismo durante el siglo XIII, En 1206 Fernando Gutiérrez y Marina Pérez donan al monasterio de Sobrado unas casas que tienen en Benavente, en la colación de Santa María de Ventosa, junto al río Orbigo, que ellos había comprado al conde Rodrigo Álvarez y a sus hermanos de Malucanes. De esta parroquia procedían los fundadores de la iglesia de San Salvador, construida en los solares posteriormente ocupador por el monasterio de Santa Clara. 
En 1210 Rodrigo Peláez y María Joanis, vecinos de Ventosa, se declaran fundadores de esta iglesia de San Salvador. En 1287 se cita en una carta a Juan Fernández como clérigo de Ventosa. En el testamento de Martín Alfonso de Melgar, escriturado en 1374, hay una manda de 10 maravedís para la obra de la iglesia.
En el libro de actas del Concejo de 1434, Santa María de Ventosa no figura como una de las diez parroquias benaventanas que contribuyen al segundo y tercer repartimientos del pedido real del año 1433. Esta circunstancia es interpretada por Severiano Hernández Vicente, como ya hizo Ledo del Pozo, como una consecuencia del asedio anglo-portugués contra Benavente en 1387.
Fue una de las tres iglesias, junto con San Julián y San Bartolomé, derribadas hacia 1447 por el tercer conde de Benavente, Alfonso Pimentel (1440-1459), para la mejor defensa de la villa y su castillo. En una carta de 1516 se dice de estas iglesias "que heran sitas e asentadas en la mota que agora se dise de la fortaleza e enrrededor de la casa e fortaleza que agora es de los estados desta casa las quales paresçio que se derrocaron por que la dicha casa e fortaleza estoviese e fuese mas fuerte e estoviese mas libre". En compensación por este derribo, en Santa María del Azogue se establece  la "obligaçion de en los sacrifçios e oraciones que en ella se fizieren rueguen a Dios por las anymas de los defuntos que estan enterrados e sepultados en las dichas yglesias".
Sin embargo, como hemos visto, la iglesia de Santa María de Ventosa no encontraba propiamente en la Mota, sino extramuros de la villa junto al río. Tal vez haya que interpretar este testimonio en el sentido de que esta iglesia estaba próxima a la fortaleza o a su recinto murado y era un obstáculo para su defensa, pues apoyándose en ella se podrían amenazar las defensas de la villa. En esta época el río discurría lamiendo la ladera del cerro del Castillo, mucho más próximo que en la actualidad. En varios documentos del siglo XV se identifica también Ventosa con todo el territorio situado por bajo del Castillo, junto al río y la muralla. En las cuentas municipales de 1475 se asienta  el gasto "por que tapiase çiertos portillos a la çerca debaxo del castillo cabe Ventosa". En la memoria de las edificaciones realizadas en la casa, bosque y molinos de Benavente durante el mandato del cuarto conde se dice: "que en vida de dicho Conde (Rodrigo Alfonso Pimentel) que se hundio la torre de sobre el rio, que esta contra Ventosa".
En la iglesia de Santa María del Azogue se conserva una talla de la Virgen con el niño del siglo XIV, conocida según la profesora Elena Hidalgo Muñoz como Santa María Ventosa. Esta imagen debe ser una de las piezas trasladadas de la antigua iglesia que menciona Ledo del Pozo.

No hay comentarios: