miércoles, 25 de febrero de 2015

Reseña histórica de las parroquias, iglesias y ermitas de Benavente - San Juan del Mercado

Fachada occidental de la Iglesia de San Juan del Mercado
Iglesia / advocación: San Juan del Mercado.
Otras denominaciones: "Sanctus Iohannes", "San Juan Bautista", "San Juan del Hospital".
Categoría: Parroquia.
Localización: En la plazuela de San Juan.
Patronato / presentación: Perteneciente a la Orden del Hospital de San Juan.
Fundación: Fundada por doña Aldonza, hija del conde Osorio.
Primera mención documental: 1181.
Desaparición: En uso en la actualidad.
Cofradías y capellanías: Cofradías del Santísimo Sacramento y Venerable Orden Tercera. Capellanía de Santa María Magdalena.

La iglesia de San Juan del Mercado constituye un ejemplo de iniciativa constructiva patrocinada por una orden militar que contribuyó al proceso de repoblación de la villa de Benavente. Su propietaria, doña Aldonza, hija de los condes Osorio y Teresa, había iniciado su fábrica en una fecha no determinada. En 1181 recurrió a la orden del Hospital de San Juan para asegurar la continuación de las obras, paralizadas debido al alto coste que suponía la construcción de una iglesia románica en piedra de sillar. Los hospitalarios se hicieron cargo de la iglesia y aseguraron su culminación a través de la asignación de diversos bienes y rentas situados en aldeas del alfoz benaventano. De esta forma, de igual forma que ocurrió con San Martín con respecto a los caballeros santiaguistas, San Juan paso a formar parte del dominio de la Orden de San Juan. Todos estos datos los conocemos por el documento de traspaso de la obra del templo, fechado en septiembre de 1181. Las obras debieron reanudarse en el año 1182, a cuyo momento debe corresponder una inscripción existente en el pasadizo que comunica el presbiterio con el ábside norte.
En el año 1265 Frey Bibiam era "prior de la eclesia de San Juan del Hospital". En el testamento de Martín Pérez de Ledesma, canónigo de Salamanca, deja en 1300 "al clérigo de San Juan de Benavente que vive conmigo diez morabetinos".
En 1328 se escritura un codicilio de García Feliz, deán en la Iglesia de Astorga, por el cual funda una capellanía en la iglesia de San Juan Bautista de la villa de Benavente donde parece estaban enterrados sus padres sobre diferentes bienes raíces y varias cargas y obligaciones.
En el libro de actas del Concejo de 1434, San Juan figura como una de las diez parroquias benaventanas que contribuyen al segundo y tercer repartimientos del pedido real del año 1433.  Aparece asociada a la iglesia del Santo Sepulcro: "San Juan e San Sepulcro 5.799 mrs".
En sus primeras menciones esta iglesia recibe el nombre de "San Juan", "San Juan del Hospital", o "San Juan Bautista". Durante el siglo XV encontramos ya alusiones a "San Juan del Mercado", por celebrarse en sus inmediaciones el mercado semanal y las ferias. En 1448 se citan unas casas "a la collaçión de Sant Juan, al mercado". En 1455 el conde Alonso Pimentel, ante el incumplimiento de sus instrucciones acerca de la construcción de nuevas casas y el asentamiento de nuevos pobladores en Benavente en torno a la iglesia de Santa Maria del Azogue, ordena que el mercado y las ferias de la villa vuelvan a celebrarse entre las iglesias de San Nicolás y San Juan del Mercado, como se solían hacer anteriormente.
Las diferentes fases constructivas del templo fueron glosadas por Gómez Moreno y, más recientemente, por la profesora Elena Hidalgo Muñoz. La fase románica, desarrollada durante los siglos XII y XIII, fue la que determinó su planta y alzado en sus aspectos fundamentales. Una inscripción gótica grabada en el primer pilar suroccidental de la iglesia documenta una importante intervención durante el siglo XV. El epígrafe atribuye a Frey Toribio de Carbajal la edificación de varios pilares, probablemente de todas las cubiertas y de la bóveda del altar mayor. En el texto se le identifica como comendador de Benavente, Vidayanes y Almazán, pero tal vez en el nombre de esta última villa exista un error del lapicida, pues en el traslado de un documento del monasterio de Nogales de 1468 se le cita como comendador de la orden de San Juan en Benavente y Vidayanes, y señor de Arrabalde.
San Juan del Mercado formaba parte de un complejo de edificaciones que configuraban el núcleo de propiedades urbanas de la Orden de San Juan de Jerusalén en la villa, también conocida como Orden de Malta. Junto a la iglesia se encontraba el palacio de la Encomienda y el Hospital de San Juan, atendido por una cofradía del mismo nombre. En 1211 tenemos mención de "Sanctius Fernandi, comendator domus Hospitalis in Benavento" y también de la celebración de un concilio o reunión en el atrio de la casa del Hospital. Esta encomienda sanjuanista fue conocida históricamente como Encomienda de San Juan de Benavente, Rubiales y Vidayanes.
Entre los personajes destacados enterrados en la iglesia hay que destacar a Frey Álvaro de Sarriá, no tanto por él mismo sino por la relevancia de uno de sus descendientes. Sarriá fue provisto de la encomienda de Benavente por el Gran Maestre de Rodas. En 1510 debía atravesar dificultades en el disfrute de sus rentas, pues una cédula real ordena a Francisco Manrique, comendador de Cerecinos, que no perturbe la posesión de su encomienda. A partir de diversas fuentes, podemos hacer a este Álvaro de Sarriá padre del conquistador y gobernador de Chile, Francisco de Villagrá (1511-1563). 
En 1628 tenemos constancia de la provisión de la capellanía de Santa María Magdalena, sita en la iglesia parroquial de San Juan del Mercado, de Benavente, solicitada por un clérigo de Cuenca de Campos, vacante por renuncia de don Matías Rodríguez de la Vega, deán de Quito, en el Perú.
Durante los siglos XVII y XVIII documenta Fernando Manzano Ledesma en San Juan las cofradías del Santísimo Sacramento y la Venerable Orden Tercera. De ellas se conservan sus libros de cuentas y acuerdos.
En la "Descripción general de España", obra dirigida por Francisco Mariano Nipho,  se recoge que San Juan del Mercado "pertenece al Serenísimo Señor Infante Don Gabriel, quien presenta el curato a un freyle de San Juan de Jerusalén. Tienen 105 vecinos. 315 almas de comunión". El infante don Gabriel, hijo de Carlos III y hermano de Carlos IV de España y Fernando IV de Nápoles, llegó a ser Gran Prior de la Orden Hospitalaria de San Juan en Castilla y León. Su escudo se exhibe en un lugar privilegiado, bajo el óculo de la fachada occidental. Lleva las armas enteras de Carlos III, con corona abierta, acoladas de la Cruz de la Orden de San Juan y rodeadas del collar del Toisón.
En el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid se conservan diversos pleitos y ejecutorias relacionadas con nuestra iglesia. De 1777 es el pleito de Pedro García, de Milles de la Polvorosa, Martín Santiago Vara, de Burganes de Valverde, Francisco Blas Gestoso, de Castrogonzalo y Santiago Fernández de los Ríos, de Castrogonzalo, sobre la posesión de la capellanía fundada en este templo por Miguel Roldán. De 1786 es la ejecutoria del pleito litigado por Antonio Manuel Pizarro, mayordomo de la fábrica de la iglesia parroquial de San Juan del Mercado, con Bernardo Martínez y consortes, de la misma vecindad, sobre la reivindicación de una casa.
En el Diccionario de Madoz se precisa que a mediados del siglo XIX la provisión del curato correspondía a los caballeros de la Orden de San Juan, que solían nombrar unos de sus freires con atribuciones de vicario en los pueblos de la encomienda. Estos curas, que se apellidaban priores, se resistieron por mucho tiempo a la visita del obispo de Oviedo. Pero después de un litigio, ganado por la mitra ovetense, el curato recaía en un clérigo secular.

No hay comentarios: