martes, 10 de febrero de 2015

Reseña histórica de las parroquias, iglesias y ermitas de Benavente - El Santo Sepulcro

Lateral de la desaparecida Casa del Tinte, en la Plaza del Sepulcro. Años 90.
Iglesia / advocación: El Santo Sepulcro.
Otras denominaciones: Sant Çepulcro.
Categoría: Parroquia.
Localización: En la Plaza del Sepulcro, junto a la desaparecida Casa del Tinte.
Patronato / presentación: Perteneciente en la Edad Media al monasterio de San Pedro de Eslonza.
Fundación: Sin datos.
Primera mención documental: 1280.
Desaparición: Principios del siglo XX.
Cofradías y capellanías: Cofradías de la Vera Cruz, Nuestra Señora de la Consolación y del Santísimo Sacramento.

La iglesia y parroquia del Santo Sepulcro se encontraba en la actual plaza del mismo nombre, a las espaldas de la desaparecida Casa del Tinte, y en la confluencia de la calle de San Antón con la calle de los Herreros. A finales de los años 90, con ocasión del derribo de esta casa para construir un nuevo edificio, aún se describen algunos restos de su planta y su torre en el informe de la excavación arqueológica realizada en sus solares por Enrique Arnau Basteiro. En sus inmediaciones también se encontraba la cerca y una de las puertas más emblemáticas de la villa: la puerta del Sepulcro, conocida igualmente como Puerta de Astorga por partir de ella el camino principal que llevaba a esta ciudad.
De esta iglesia dice Ledo del Pozo que era propia del monasterio de Arlanza y que desde 1188 existe noticia de su existencia. No hemos podido localizar ningún documento que confirme estos datos.
Consultando la documentación medieval referente a este templo se concluye que probablemente en las palabras del erudito benaventano se deslizó algún error o una errata de imprenta. No es con Arlanza, sino con el monasterio leonés de San Pedro de Eslonza con quien se relaciona nuestro templo es sus primeras menciones.
En 1280 Martín Domínguez, canónigo de León y Astorga, dona al monasterio de Eslonza y a su abad Pedro Martínez varias viñas en Santa María la Antigua. Esta donación la hace en agradecimiento de los bienes del monasterio que disfrutó, entre ellos la iglesia del Santo Sepulcro de Benavente: "en Sancta Maria ela antigua et pola yglesia de Sant Sepulcro de Benauente que yo tenia de uos commo sobredicho ye por en toda mia vida".
En 1291 se escritura el testamento de don Martín Domínguez, canónigo de León y de Astorga. Después de confirmar otro testamento que había hecho al cabildo de Astorga deja, entre otras mandas, a la iglesia del Santo Sepulcro de Benavente 50 mrs. para que los destinen como tuvieran por bien los feligreses en la labor de la iglesia: "Mando a la iglesia de Sant Çepulcro de Benabente çinquenta morauedís e que los metan onde touieren por bien los feligreses en la lauor de la iglesia".
Durante el siglo XIII tenemos algunas referencias a caballeros de la Orden del Santo Sepulcro asentados en Benavente, pero no consta su relación directa con nuestra iglesia. Así, en 1265 confirma una carta Frey Domingo comendador del Sepulcro y en 1273 ostenta este cargo Fernán Fernández.
En el libro de actas del Concejo de 1434, el Santo Sepulcro figura como una de las diez parroquias benaventanas que contribuyen al segundo y tercer repartimientos del pedido real del año 1433. Aparece asociada a la iglesia de San Juan del Mercado: "San Juan e San sepulcro 5.799 mrs.".
Durante los siglos XVII y XVIII documenta Fernando Manzano Ledesma en el Santo Sepulcro las cofradías de Nuestra Señora de la Consolación, la Vera Cruz y del Santísimo Sacramento. De esta última se conservan sus libros de cuentas y acuerdos.
Sabemos, además, que en el mismo templo, o en sus inmediaciones, existió una capilla dedicada a la Consolación que contaba con un acceso propio desde el exterior, independiente de la puerta principal. En 1665 se formaliza una escritura de fuero a favor de Juan de Aragón, vecino de la villa de Benavente, sobre unas casas con su corral en la feligresía del Sepulcro, en la calle del Hospital de San Antón Abad: "que es la primera como se viene del Sepulcro para dicho hospital a mano derecha, que linda con la cerca por la parte de adelante y enfrenta con la puerta de la capilla de la Consolación y calle de concejo que sale a las eras". Esta calle vuelve a citarse en el Padrón de Vecindad de 1744: "En la calle que vaja por detrás de la iglesia del Sepulcro hasta la de los Estudios y sale por la Rancha a la plazuela de la Madera".
El diccionario de Madoz todavía incluye hacia 1849 esta iglesia entre las seis parroquias benaventanas. Sin embargo, no se detiene a describir este templo como hace con el resto: "La iglesia del Sepulcro nada ofrece de particular, por lo que nos abstenemos de ocuparnos de ella con la minuciosidad de las otras".
Quadrado tampoco tiene la más mínima consideración hacia su fábrica. Al repasar la arquitectura de la villa hacia 1885 lamenta las remodelaciones de San Andrés y Santa María de Renueva, "parroquias reformadas en mucha parte con obras posteriores, pero no tanto como la del Sepulcro que teniendo fama de ser la más antigua, se ha convertido en la más insignificante".
Según Juan Carlos de la Mata, a mediados del siglo XIX la iglesia del Sepulcro estaba prácticamente cerrada al culto después de la última reorganización parroquial. A principios del siglo siguiente se trasladó aquí la imagen titular de San Antón, así como su función anual, tras la ruina de su antigua ermita situada a la salida de la puerta de Astorga.