miércoles, 25 de junio de 2008

La Isla del Lago de Sanabria - Palacete de recreo del Conde de Benavente

Las perlas del patrimonio
El Lago de Sanabria, presente en los diplomas medievales bajo los nombres de "Mare Lacum" y "Lago de San Martín de Castañeda", se encuentra entre las estribaciones de las Sierras de Cabrera Baja y Segundera, formando parte de la cuenca del río Tera, en el actual término municipal de Galende. Su extensión aproximada abarca 368 hectáreas, con un volumen de agua superior a los 105 millones de metros cúbicos. Debido a su origen glaciar de morrena la configuración de este lago adopta la típica forma en "artesa", esto es laderas cortadas abruptamente y fondo, en líneas generales, plano. A lo largo de su eje, dispuesto en sentido Oeste-Este, se diferencian dos cubetas separadas por una zona central en la que la profundidad desciende ligeramente.

La cubeta Oeste presenta una menor profundidad máxima (42 metros) como consecuencia de la existencia de un valle de aluvión formado por los sedimentos depositados por el río Tera en las inmediaciones del actual Ribadelago. Por su parte, la cubeta Este, es la más profunda, superándose los 50 metros. Es en la cubeta Oeste, a unos 800 metros de Ribadelago Viejo, donde se ubica un gran afloramiento rocoso de forma alargada conocido como el Peñón del Castro, que se introduce a modo de península bastantes metros en el Lago. Precisamente frente a él, a escasa distancia, se encuentra un pequeño islote, conocido como la Isla de las Moras debido a la abundancia de zarzas en su interior.Sobre este pequeño islote el IV Conde de Benavente, Rodrigo Alfonso Pimentel, levantó a mediados del siglo XV un curioso palacete de recreo, que hacía las veces de pabellón de pesca. No contamos con demasiadas referencias sobre el aspecto o disposición de esta peculiar edificación.
La construcción de esta casa fuerte del Lago debe considerarse contemporánea a la del castillo de Puebla de Sanabria, cuyo núcleo central de los trabajos se desarrollaron entre 1477 y 1482. Cabe además la posibilidad, en base a simples razones de proximidad geográfica, que el maestro Juan de Herrada, responsable al menos de la torre del homenaje de esta fortaleza, pudiera haber participado de alguna manera en la isla del Lago.
Ciertas alusiones a los materiales empleados en su construcción: piedra, tierra, madera, etc., unido a las menciones a "artesonados de oro" o a los restos de su "antigua decoración", nos invitan a entroncar la Casa del Lago con el que fue sin duda el edificio más emblemático del linaje Pimentel: el castillo de Benavente. La fortaleza benaventana organizaba sus interiores al gusto mudéjar, en una distribución tripartita, esto es, zócalos o arrimaderos de azulejería, artesonados de madera labrados y pintados y los paramentos intermedios decorados con yeserías.
En 1491 el conde entregaba la Casa del Lago, ya en franca decadencia y medio arruinado, al monasterio de San Martín de Castañeda. Una tradición monástica aseguraba que esta cesión sería una muestra de arrepentimiento por la usurpación del Lago y los excesos del noble benaventano en la región. Según el relato: "por este tiempo mandó el conde edificar una casa dentro del Lago e hizo venir marineros de los puertos con redes y barcos; después estando el Conde, el Duque de Alba, el Conde Luna y otros señores en dicha casa, se levantó tan recio temporal de aire que las olas del Lago venían por encima de la Casa, durando su furia más de veinticuatro horas donde estuvieron en manifiesto peligro. Por lo cual dicho Conde hizo donación de dicha Casa a este Monasterio”.Ambrosio de Morales, con ocasión de su viaje por los reinos de León, Galicia y Principado de Asturias, bajo la iniciativa de Felipe II, dedica unas líneas a este pequeño islote. El célebre cronista cordobés escribe hacia 1572, a propósito de su estancia en la comarca sanabresa, lo siguiente: "Cerca de la Casa (en referencia al monasterio de San Martín de Castañeda) está un Lago en el que entra y sale el Río Tera, que notablemente vienen por lo alto de una serrezuela, y por allí encima tiene su curso continuado. De allí baja a hacer este Lago, que tiene de largo una legua y hondura increíble, y se mueve algunas veces con tempestades como la mar. En medio de él está una gran peña donde los Condes de Benavente en tiempo que tenían por suyo este Lago, labraron un rico Palacio con muchos artesones de oro. Agora es el Lago del Monesterio, y tiene muchas Truchas y Barbos en grande abundancia, y muy sano".Este mismo autor vuelve a hacer alusión al tema en Las Antigüedades de las ciudades de España (1575), formando parte de una disertación sobre los lagos existentes en España. El párrafo correspondiente en su núcleo central remite al anterior testimonio, pero introduce algunas novedades y precisiones de interés: "La laguna de Sanabria cerca de Astorga, deve ser la mayor y más notable que acá se halla. Házela el río Tera, que entra y sale por ella: y es cosa harto notable en el río, el traer su corriente por el lomo de un collado bien alto. Tiene el largo una legua en largo, y poco menos de media en ancho. Su hondura es tanta, que en muchas partes no se le halla suelo, y créesele entran muchas corrientes por los lados, que manan por lo baxo de las sierras comarcanas. Muévese muchas vezes como la mar, y son tan fieras como en él las tempestades, así que algunas vezes han peligrado pescadores que andan en barcas, y otros que se hallan en una rica casa que el conde de Benavente tiene sobre una peña en medio del Lago".Ya en el siglo XIX, el incansable viajero inglés Richard Ford Ford, alude todavía a las glorias decrépitas del palacete: "En el lago hay una isla en la que se levanta un castillo que es una especie de pabellón de pesca de los antiguos condes de Benavente y conserva aún algo de su antigua decoración".En la actualidad nada queda de aquella efímera construcción. En el perímetro de la isla, actualmente cubierta por abundante vegetación, se reconocen apenas algunos restos de muros levantados con piedra irregular, aunque prácticamente derruidos.
Imágenes: 1. La Isla de la Moras en el Lago de Sanabria; 2. Detalle de muros de construcción en la isla y 3. Escudo del V Conde de Benavente en el Hospital de la Piedad.
Véase también el siguiente artículo disponible en PDF: R. GONZÁLEZ RODRÍGUEZ, "Notas sobre la Casa del Lago del Conde de Benavente. A propósito de un pergamino del Archivo Histórico Provincial de Zamora", Brigecio. Revista de Estudios de Benavente y sus Tierras, 9 (1999), pp. 73-86.