miércoles, 11 de febrero de 2015

Reseña histórica de las parroquias, iglesias y ermitas de Benavente - Santiago

Área aproximada donde pudo estar ubicada la iglesia de Santiago

Iglesia / advocación: Santiago.
Otras denominaciones: "Sant Tiego".
Categoría: Parroquia.
Localización: En la calle de los Carros, próxima a la Fortaleza.
Patronato / presentación: Perteneciente al monasterio de San Clodio de León.
Fundación: Sin datos.
Primera mención documental: 1385.
Desaparición: Finales del siglo XVIII.
Cofradías y capellanías: Sin datos.

La iglesia y parroquia de Santiago se encontraba en la calle de los Carros, cerca de la parte sur de la Fortaleza y de la puerta principal de la misma: la puerta de Santiago. Restos de la iglesia estaban aún en pie a mediados del siglo XIX. En el Diccionario de Madoz se menciona como una de las cuatro iglesias desaparecidas a finales del siglo XVIII de las que aún se conservaban escombros. Se situaba “entre el sur y el oeste, en el camino que se llama de los Carros dentro de la villa, que en algún tiempo fue calle bien poblada”. Sabemos también que la feligresía dependiente de su parroquia era limítrofe con la parroquia de San Miguel. Ledo del Pozo nada dice sobre su ubicación, limitándose a señalar que fue incorporada a Santa María del Azogue, junto con la capellanía de Santa Ana.
Nada sabemos sobre su origen o fundación. Las primeras noticias de su existencia son de finales del siglo XIV, constando entonces ya su dependencia del monasterio de San Clodio de León. En el inventario de parroquias del obispo de Oviedo Gutierre de Toledo (1377-1389) se incluye este templo en el arciprestazgo de Benavente, con sus derechos de presentación y la partición de los diezmos:

"Santiago de la dicha villa húsala a presentar el abbad de San Clodio de León. Es capellán Pedro Domínguez. En esta eglesia avia dos capellanías servidas e el obispo don Sancho yuntolas a la dicha capellanía. Los diezmos pártense en esta manera: la terçia parte de pan e vino e lino e ajos e çebollas liévalo el obispo, et los otros dos terçios con manual e pie de altar liévalo el capellán. Paga de procuraçión [...] mrs. Riende esta capellanía con las dichas capellanías así ayuntadas commo dicho es [...] mrs."

En el libro de actas del Concejo de 1434, Santiago no figura entre las diez parroquias benaventanas que contribuyen al segundo y tercer repartimientos del pedido real del año 1433. Sin embargo, en la documentación posterior se comprueba repetidas veces su carácter de iglesia parroquial.
Por diversas fuentes sabemos que el área dominada por nuestra parroquia colindaba con diversas dependencias anexas al Castillo. En el siglo XV se sitúan aquí "unas casas a la collaçión de Santiago que son cauallerisa de las asémilas del señor conde". Durante el siglo XVI el VI conde, Antonio Alfonso Pimentel, realizó diversas operaciones para adquirir solares y casas en esta colación, seguramente para despejar los accesos a la Mota por su parte sur y ampliar los edificios del Castillo-Palacio. Así, por ejemplo, en 1553 se adquieren unas casas "que son en esta villa de Benavente en la calle e colaçión de Santiago, debaxo de la lonja de su señoría". La memoria de esta Lonja vuelve a aparecer en 1745, cuando se escritura un foro sobre "un herrañal que llaman de la Lonja que está en el casco de esta villa cerca de la Puerta de Santiago, como se va a la Puerta de Santiago, como se va a la Puerta del Puente del Jardín, el primero a la mano izquierda que está tapiado y con su puerta se sale al camino que va a dicho puente".
Otras noticias hablan de la proximidad de la iglesia de Santiago con la antigua parroquia de San Bartolomé, derruida hacia 1447 por iniciativa del conde de Benavente para la mejor defensa de la Mota y la Fortaleza. En un documento de 1714 se cita “un pedazo de tránsito del territorio que dicha cofradía tiene donde antiguamente estaba la iglesia o ermita de San Bartolomé, propia de dicha cofradía, que es frontero de los cubos de la fortaleza que llaman del señor Santiago, arrimado al camino que baja a Zamora, a la iglesia del señor Santiago a mano izquierda".
Durante el siglo XVIII parece que la parroquia atraviesa dificultades para mantenerse económicamente por la mengua de sus feligreses. El conde Antonio Alfonso Pimentel, propuso en 1710 a las autoridades eclesiásticas la unión de los curatos de las iglesias de Santiago y de San Miguel, suprimiendo el curato de San Miguel por haber quedado éste vacante, por ser la iglesia de Santiago más antigua y porque ambas parroquias tienen muy pocos parroquianos y los diezmos que reciben son insuficientes para poder mantenerse. En el diploma se recuerda su pertenencia al monasterio de San Clodio: "La yglesia de Sant Tiego es de presentar y de patronato de los muy reverendo abbad, monges y convento del monasterio de Sant Claudio de León extramuros, de la orden del glorioso Sant Benito".
A mediados de este mismo siglo el templo se encuentra ya en ruinas. En 1755 se menciona "un herrañal que está frente del conbento de Santa Clara de esta villa, cerca de la yglesia caída que fue de Santiago". En fotografías de la fachada sur del Castillo de finales del siglo XIX todavía se aprecia toda esta área ocupada por grandes solares cercados por tapiales y con puertas de madera.
Eduardo Fuentes Ganzo proporciona algunos detalles interesante sobre los últimos años de la iglesia. La incorporación a Santa María se produjo en 1755, aunque se tiene noticia de una sepultura en 1778. En 1790 estaba en estado ruinoso, y sus campanas se enajenaron a favor del Ayuntamiento para que sirviesen al reloj, y se añade la siguiente nota escrita por Josef Menéndez: “vaxó el vicario de San Millán desta villa de Benavente a la orden del señor obispo a reconocer la Iglesia de Santiago y hallándola para ruinarse...”.